La creatividad como herramienta de transformación social

Por Cristián Parodi

En Parque de los Patricios, barrio de la Ciudad de Buenos Aires con una rica y basta historia cultural, en el año 2008 se puso en marcha el proyecto del Distrito Tecnológico, conocido también como “DT”. Una zona que reúne y agrupa a empresas de tecnología y telecomunicaciones con el propósito de – entre otros  – impulsar el desarrollo del sector, fomentar el trabajo asociativo y, fundamentalmente, promover el crecimiento del barrio y de la comunidad.

La creación de un polo tecnológico así concebido crea un ecosistema conformado por empresas, comunidad y gobierno generador de un extraordinario poder de transformación para el desarrollo del sectory, esencialmente, para la comunidad que cobija al proyecto.

Las empresas que conformamos el DT tenemos un aspecto en común muy valioso:  administramos y gestionamos capital intelectual. Un capital que genera innovación, que impulsa el desarrollo de talentos y promueve la creación de nuevos productos y servicios.

¿ Qué pasaría si ese capital se dirigiera en parte al desarrollo de la comunidad que convive en el DT ? ¿ Cuáles podrían ser las implicancias ? ¿ De qué forma las empresas podrían colaborar activamente desde su perspectiva de responsabilidad social para crear un ecosistema virtuoso, en donde nuevas formas de pensar – en el fondo de eso se trata innovar – alcancen e incluyan a los vecinos del barrio para transformarlos en una comunidad de emprendedores ? Si eso fuese posible, estaríamos en presencia del nacimiento de una nueva organización barrial que se nutre y desarrolla a partir del conocimiento y la creatividad.

¿ Cuál podría ser el primer paso para alcanzar esa meta ? ¿ Cómo se generan pequeñas transformaciones que sumadas todas generen un fuerte impulso de cambio ?

Promover la creatividad puede ser un buen comienzo. Con eso en mente, desde la Comisión de Cultura de la Cámara de Empresas del DT organizamos un certamen de fotografía destinado a los alumnos de las escuelas secundarias. Un universo de ocho escuelas, de gestión pública y privada, que reúnen en Parque Patricios a más de 3000 chicos y chicas de entre 13 y 18 años.

El tema del certamen fue “Mi Barrio”, con la idea de conocer como ellos registraban Parque Patricios a través de una cámara: su gente, calles, casas, amigos, vecinos, actividades sociales, avenidas y parques.

Pero en el fondo nos interesó trabajar el aspecto más sutil del certamen, el más importante: sembrar en ellos el interés por la creatividad. La creatividad entendida no tan solo cómo la capacidad para crear hechos singulares y únicos – cómo lo es una fotografía – sino como principio de transformación personal que los impulse a descubrir su potencial.

Pusimos en marcha el concurso y la transformación sucedió. Chicos y chicas que nunca antes habían considerado una posible carrera post secundario empezaron a proyectar estudios en diseño y fotografía. Alrededor de sus grupos de pertenencia – amigos, la escuela, familia – también se generó el interés por hacer algo nuevo, distinto a lo que se venía haciendo. Comprobamos una vez más que la creatividad es contagiosa y que un certamen de arte es el vehículo ideal para diseminarla.

Los ganadores recibieron muy buenos premios (una Tablet Sansumg Galaxy II y una cámara digital Olympus). Sus escuelas también fueron premiadas con pasantías de verano en las empresas del DT y con el dictado de cursos de formación. Se estableció una relación directa con los colegios y se comenzó a trabajar con ellos en proyectos culturales y educativos para el 2014.  Alrededor de este movimiento la comunidad celebró con entusiasmo la iniciativa. El sentido de pertenencia al barrio – y especialmente a sus escuelas – se hizo muy visible durante la difusión del certamen en las redes sociales: ex alumnos que se re encontraban con otros, vecinos que compartían en sus muros la convocatoria, fotos de escuelas que se llenaban de comentarios afectuosos recordando anécdotas e historias del pasado; maestros que sumaron su entusiasmo organizando con los chicos salidas grupales para fotografiar el barrio fueron un complemento mágico, no pensado de antemano, que potenció la participación al certamen.  Una prueba más de que el ecosistema había tomado vida.

Innovar también tiene que ver con replantear viejas formas de pensar, de doblar paradigmas, de ampliar conceptos, de expandir nuestros límites. En un mundo donde la falta de expectativas se hace cada vez más evidente, resultan valiosas todas las acciones que estimulen en la sociedad el anhelo por el cambio. Promover la creatividad es una gran instrumento para lograrlo.

 

Entrega de los premios certamen de fotografía Mi Barrio

Entrega de los premios certamen de fotografía Mi Barrio

 

(C) Sobre nosotros, Reporte Informativo: Nos especializamos en el monitoreo de medios, web y redes sociales, en el desarrollo de sistemas como software factory y en la producción y publicación de contenidos para empresas y redes sociales. Más información en www.reporteinformativo.com.ar

0 Responses to “La creatividad como herramienta de transformación social”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: