Posts Tagged 'educación'

Hagamos algo por la Educación

Por Cristián Parodi

En las capas bajas de la población, 26 de cada 100 chicos terminan la escuela primaria. En las capas medias y altas, 76 de cada 100 alumnos completan el primario.

La evaluación PISA 2012, que mide los logros educativos de alumnos de 15 años, muestra que la Argentina ocupa el puesto 59 entre los 65 países participantes, y el sexto lugar entre los ocho latinoamericanos. No alcanza el nivel 2 en lectura, lo cual implica que la mitad de los estudiantes no entienden lo que leen. Entre los 8 países de Latinoamérica, la Argentina es el país donde los alumnos manifiestan menos felicidad de ir a la escuela, y los docentes indican que el clima de las aulas es el más crítico de los 65 países participantes en la evaluación PISA.

Actualmente sólo 3 de cada 10 chicos que comienzan el primario terminan el secundario.

Las implicancias de la crisis que vive el sistema educativo se ven reflejadas de diversas formas. El abandono social al que muchos jóvenes se ven expuestos al desertar de la escuela lo podemos imaginar como un gran galpón en donde 500.000 chicos y chicas se apilan año tras año esperando allí milagros que no suceden y esquivando, como pueden, las ofertas de los atajos delictivos.

Por esa razón es necesario implementar estrategias que tiendan a mitigar urgentemente algunos de los problemas actuales a partir de programas de asistencia educativa que cuenten principalmente con el apoyo de las empresas desde su compromiso social.   De esta forma se articula su conocimiento y experiencia a través de “tutores” – colaboradores de la empresa – que se involucran junto con la escuela y sus docentes para poner en marcha programas de acompañamiento escolar que persigan  metas concretas como el que se propone en el presente proyecto:  garantizar que todos los alumnos que lleguen al ultimo año de las escuelas públicas medias aprueben formalmente el ciclo, logrando el 100% de egresados con titulo secundario.

Es hacer algo por la Educación.

shutterstock_150709883

Créditos Imagen: Cienpies Design/shutterstock

….

Sobre nosotros, Reporte Informativo: Suministramos información de negocios a más de 300 organizaciones locales, regionales y globales. Producimos contenidos para redes sociales y canales digitales. Más información en www.reporteinformativo.com.ar

Empresa radicada en el Distrito Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires

El rol de Argentina en la nueva educación digital

El pasado jueves 19 de enero Apple presentó su iniciativa para contribuir con el sistema educativo. En nuestro anterior post nos preguntamos si su aporte podría representar el inicio de una revolución educativa a partir de nuevas herramientas digitales que contribuyan a la producción de manuales y libros de texto interactivos para los niveles primario y secundario.

Durante el evento se mostraron diferentes datos que describen el sistema educativo de los Estados Unidos pero que fácilmente pueden identificarse con los de nuestro país:  alto nivel de deserción escolar durante el secundario, desactualización de los manuales y mayor dificultad en lograr la atención de los alumnos ; dicho de otra manera, el aburrimiento que resisten los estudiantes durante las clases. Describieron un sistema que no llega a todos por igual, que cuenta con poco uso de la tecnología, bajo presupuesto y con clases que tienen más estudiantes de lo previsto.

Se presentaron opiniones de maestros y funcionarios acerca de los desafíos por delante para reformar el sistema, ofreciendo mejores contenidos educativos y buscando entusiasmar a los alumnos a partir del uso de la tecnología e innovación. Y es aquí donde Apple exhibe su plan : cómo motivar para educar.

 

Un plan que también puede ser aplicado en nuestro país.

Los manuales y libros de textos se utilizan en su (única) forma impresa. Es una obviedad describir sus desventajas, como por ejemplo que no son portables – ocupan espacio y pesan mucho – tampoco son durables – se desgastan con el uso – y se actualizan bastante poco.  Pero, como lo destaca también Apple, todos tienen un gran contenido. Y desde aquí parte su propuesta.

Los contenidos se producen porque hay capital intelectual para crearlos. Se necesita desarrollar entonces una nueva aplicación que les permita a los autores producir fácilmente manuales y libros de texto en los cuales los contenidos se entrelazan en forma multimedia e interactiva generando una nueva experiencia en los estudiantes,  motivando su aprendizaje.

Nótese que Apple se refiere a los autores como aquellas personas capaces de crear contenidos, deja de lado la exclusividad del sistema para ser utilizado solamente por las editoriales. Esta es una aproximación interesante para resolver un problema complejo: ofrecer una solución digital para todos aquellos que pueden producir contenidos. Diez mil autores podrán producir mejor contenido y crear nuevas alternativas que cien editoriales. Esto representará una mayor oferta de textos para los alumnos siempre y cuando puedan contarse con las herramientas que faciliten ese trabajo.

Esa nueva herramienta es la que Apple ha desarrollado.

Se trata de una aplicación gratuita para que los productores de contenidos puedan crear fácilmente manuales y libros de texto multimedia e interactivos para ser utilizados en iPads.

Además el autor podrá subir sus libros fácilmente a la tienda iBook Store para que se distribuyan en 123 países, fijando el precio de venta y obteniendo el 70% de regalías. Todo el ecosistema de Apple se aprovecha para incentivar a nuevos creadores para que distribuyan sus contenidos e ideas en forma directa, transformados en libros interactivos que podrán descargarse desde cualquier lugar.

En resumen, se busca diversificar la producción de libros de texto y manuales en un nuevo y revolucionario formato multimedia e interactivo, ofreciendo gratuitamente las herramientas para su creación a todos los autores indistintamente del país en donde se encuentren.  

 

¿ Cuáles son las oportunidades que ello representa para nuestro país ?

Argentina es un importante productor de contenidos con más de 600 editoriales que publican anualmente miles de títulos. Esas seiscientas editoriales también representan un enorme capital intelectual que las sostiene:  los autores.

El proceso editorial tradicional exige, por un tema de estructura de costos, la selección del contenido a publicar.  La impresión es cara como también el almacenamiento de los libros y su distribución.  Resulta lógico entonces que se filtren los contenidos para elegir los que mejor respalden la ecuación costo/beneficio. Posiblemente de cien autores que presenten sus trabajos sólo cinco logren ser publicados.  ¿ Qué pasa con el material creado por los noventa y cinco restantes ?.  No llegan a ver la luz.

Lo que Apple propone es democratizar la producción de manuales brindando una plataforma única, gratuita e innovadora para todos los autores. El capital intelectual llegará directamente a los lectores. La motivación para leer, para interactuar, será el aporte de Apple a través de su tecnología.

Argentina puede participar activamente de esta iniciativa con un rol protagónico porque cuenta con dicho capital intelectual para hacerlo. Esto da lugar a que los autores – es decir, docentes, profesores, escritores, diseñadores, artistas, realizadores de videos, entre otros – conformen grupos de trabajo que se auto gestionen para producir libros de texto interactivos sobre biología, ciencia, matemática, física, cultura, idiomas, historia, deportes, arte, etc., que llegarán a nuestro país y a millones de lectores en todo el mundo.

La tecnología está disponible y es gratuita. Lo que se busca ahora son a los creadores de los contenidos que, con sus ideas y aportes, promuevan una mejor educación.

Sólo se requiere de una mínima coordinación para promover la iniciativa, como la que llevamos adelante cuando lanzamos Moosgo en el 2009 convocando a escritores nóveles para publicarlos en iPhone y iPad, y que el año pasado obtuvieron 150.000 descargas desde todo el mundo.

En educación tenemos que dar el primer paso.

 

Algunas ideas para dar el primer paso.

Con el apoyo del sector público y/o privado se pueden coordinar grupos multidisciplinarios para la producción de libros interactivos sobre diferentes temas.

Cada grupo podría estar conformado por hasta tres personas – docentes, profesores, diseñadores, entre otras profesiones – y con una meta de producción de seis manuales al año. Al ser una convocatoria nacional  podemos pensar que en una primera etapa se conformarán no menos de quinientos grupos, de uno o tres miembros. Durante el primer año la capacidad de producción llegaría a los 3000 libros. Para el segundo año, ampliando los grupos a mil, se pueden proyectar 6000. Al tercer año la proyección puede ser geométrica y podría superarse los 30.000 manuales a medida que se vayan sumando nuevos autores al proyecto.

Por otra parte cada uno de estos libros podrán actualizarse con nuevos contenidos en cualquier momento y los alumnos los descargarán en forma automática.

Liberar la capacidad creativa y el potencial de autores y creadores para publicar contenido educativo a través de una herramienta gratuita e innovadora  representará una mejora significativa en la manera en que alumnos y docentes se forman. Pensado a tres años, mientras los precios de los equipos seguirán abaratándose, estaríamos produciendo material original para la capacitación y formación tanto en nuestro país como para el resto del mundo hispanoparlante.

Sería nuestra marca registrada, una distinción como país productor de conocimiento.

Podremos concretarlo porque tenemos el capital intelectual para hacerlo. Tenemos que dar el primer paso.

 

Cristián Parodi

Socio Gerente

Reporte Informativo

 

(C) Post de  Reporte Informativo : nos especializamos en la auditoria y monitoreo de +50.000 medios impresos y redes sociales de Argentina, Brasil, México, Chile y resto de América Latina (Latinoamérica) , en la producción de contenidos para campañas de marketing y comunicación 2.0 y en el desarrollo de sistemas. Más información en www.reporteinformativo.com.ar – Empresa radicada en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios – Ciudad de Buenos Aires